Slider
Marcelo Alejandro Pedroza

Marcelo Alejandro Pedroza

Domingo, 17 Enero 2010 17:28

El zapato volador

Muntadhar al-Zeidi, periodista irakí, saltó a la fama cuando le lanzó sus zapatos a Bush durante una conferencia de prensa en Bagdad, en diciembre del 2008. Todos los detalles del inédito acontecimiento fueron transmitidos en directo y pasaron a ser tema de prensa y debate durante los días posteriores.

 

Mientras gritaba: "Esto es en nombre de las viudas, los huérfanos y los que murieron en Iraq ", rápidamente sus zapatos fueron en dirección al mandatario norteamericano, aunque ninguno de ellos alcanzó su objetivo. Sin embargo, así como la famosa frase “¿por qué no te callas?” llegó a convertirse en éxitos musicales mediáticos, los zapatazos de al-Zeidi llegaron a convertirse en juegos en internet, con el mismo “triunfo” que tuvo el Rey Juan Carlos de España.

Lo llamativo del caso es que hace apenas unos días, Muntadhar al-Zeidi estaba en una conferencia de prensa en París cuando le tocó eludir un zapatazo. Se agachó a tiempo y el zapato pegó contra la pared, al más puro estilo “George Bush”. "Se robó mi técnica", dijo en tono de broma después del incidente.

 

El agresor fue identificado como un periodista iraquí exiliado que, al contrario de al-Zeidi, defiende la ocupación extranjera en su país. Después del hecho, el hermano de al-Zeidi, Maithan, persiguió al atacante en medio de los asistentes y alcanzó acertarle un zapatazo cuando el hombre salía del salón.

El periodista iraquí perteneciente a una cadena televisiva, tuvo una experiencia casi similar en Francia, aunque su caso particular lo convirtió en el héroe de muchos opositores a la guerra de Iraq, no solo por el “zapatazo” sino porque también sobrellevó nueve meses de prisión, en donde fue torturado en varias ocasiones, hasta que los movimientos por Derechos Humanos lograron que este tipo de maltratos cesen. Bush era el personaje más odiado por la población iraquí debido a las consecuencias de la invasión que Estados Unidos encabezó en marzo del 2003 para sacar del poder a Sadam Hussein. Al-Zeidi salió en libertad en septiembre del año 2009. La conferencia de prensa de París fue realizada para que compartiera sus experiencias.

Sin embargo, la idea de al-Zeidi llegó a poner de moda el “zapatazo” en todo el mundo como modo de protesta. En Nairobi, durante una protesta callejera, una treintena de zapatos salieron volando en el marco de una protesta social. Pero posiblemente pocos imaginarían que al-Zeidi sería también blanco de su “técnica”.

¿Cómo podríamos imaginar nosotros, que un par de zapatos podrían tener un simbolismo tan fuerte? Quizá, un puñado de sal como el de Ghandi o un cacerolazo como el de las Madres de la Plaza de Mayo, así como el “zapatazo” de al-Zeidi, sean una nueva manera de comunicar o simbolizar los derechos, los sueños, la rabia, la demanda y la inconformidad de la sociedad actual sin importar cual sea su lugar en el orbe.

Estamos tomando distancia, o al menos cambiando de estilo, en contraste con frases como “Yes we can” o “I have a dream” que utilizan los políticos. La gente común tiene un lenguaje más “audiovisual”.

Si usted tiene un problema, está deprimido, no le gusta que la municipalidad no recoja la basura frente a su casa, no se siente bien por la inseguridad en su barrio o no está feliz con el resultado obtenido por su club deportivo: vaya a la cocina y de cacerolazos. Y cualquiera que sea su problema, si sabe quién es el culpable, invente una forma original de protestar y saque a relucir su genio creativo. O si es el caso, échele un vistazo a sus zapatos.

Nosotros debemos pasar de las palabras a los hechos, y este tipo de manifestaciones también es hacer política.

Al menos, así lo veo yo.
Lunes, 18 Enero 2010 17:27

La coyuntura es la clave

Wiston Churchill, líder de líderes, dijo una vez que en política no existen los muertos. Nada más acertado que esa afirmación ya que muchas veces pensamos que cuando un político tiene una mala gestión, nunca más va a tener la oportunidad de ocupar un cargo popular. Para comenzar vamos a hablar del propio Churchill quien guió como primer ministro la victoria de Inglaterra y de los aliados en la segunda guerra mundial. Cuando tuvo que enfrentar las elecciones generales a la oposición, sorpresivamente perdió contra Clement  Atlee.  Este último era un político totalmente distinto a Churchill. Lo que todos se preguntan es, si Churchill lideró a Inglaterra y salvó a Europa de las garras de Hitler, por qué salió derrotado en las urnas a manos de Atlee? Bueno la respuesta es que Atlee era un tipo más moderado y enfocado a los asuntos sociales del país, mientras que Churchill no tenía ese perfil, lo de él era otra cosa, por eso la historia lo conoce como “ Un líder para la guerra” Luego Churchill volvería a ser primer ministro.

Jueves, 21 Enero 2010 17:21

Los docentes líderes

La diversidad cultural enriquece al ser y permite aprender de los distintos criterios que pueden presentarse ante los temas que se pueden tratar. Recientemente, con un hermoso grupo de personas nacidas en el Brasil y que están haciendo una maestría en educación, compartimos el estudio de la estrecha relación que existe entre la docencia y el liderazgo. La escuela, en sus diferentes expresiones y formas, tiene como protagonistas a los hacedores de ciudadanía. Ellos, los docentes, están íntimamente comprometidos con la vida. Son parte central del círculo virtuoso que fomenta las virtudes y valores que hacen mejor a las personas. La vocación por dar, por transmitir lo que fluye del interior del docente,  utilizando el proceso de enseñanza y aprendizaje, hace que los alumnos se involucren y se transformen en protagonistas de sus vidas y del entorno que los rodea. Los docentes líderes motivan e inspìran. Son hacedores del crecimiento personal de sus alumnos. Enseñan con el ejemplo. Más allá de la teoría expresada y necesaria para lograr un conocimiento académico sólido, es fundamental transmitir la experiencia y el ejemplo. Los hechos motivan más que las palabras. Los docentes líderes administran sus emociones. Saben cuándo expresarlas y cuándo contenerlas en el interior. El autorrespeto y la autoconciencia le garantizan al docente líder la convivencia en el mundo de la organización académica y en su mundo social.

Miércoles, 27 Enero 2010 17:20

El guaraní en la época colonial

Los mestizos usaban el guaraní con preferencia en su diario relacionamiento y los criollos no podían escaparse a la influencia cada vez más fuerte de la lengua hablada por la mayoría poblacional (el guaraní).

Empezó a sentirse los efectos nocivos de la utilización del castellano, como único idioma en la alfabetización de los niños en edad escolar. El bilingüismo paraguayo que configuraba ya sus especiales características, con un castellano hablado por una minoría pero mayorizado y en guaraní hablado por la mayoría poblacional, pero minorizado, discriminado, frente al castellano.

 

La Corona empezó a recibir informes y protestas de algunas autoridades nuevas que llegaban de la metrópolis y que se percataban de que el idioma castellano, en su utilización, perdía espacio frente al guaraní, y hubo reacciones entre los mismos jesuitas, como el caso del Obispo Maldonado, de Tucumán, que pidió a sus superiores la prohibición de uso de las lenguas nativas, con el argumento de que el castellano, en algunas zonas, ya no era hablado ni siquiera por los mismos españoles y este problema era común en cada una de las áreas de influencia de las cuatro lenguas generales establecida por el Concilio Ecuménico de Trento. Como lo resuelto por este Concilio respecto a la política teocrática – lingüística fue con apoyo de la Corona Española, en ese momento, el Rey Felipe II, para evitar enfrentamientos con el Vaticano, prefirió dejar las cosas como estaban.

Pero sobrevino después, en 1767, la expulsión de los Jesuitas y apenas tres años después, la situación cambio: el Rey Carlos III dicta en Aranjuez la Cédula Real de 10 de Mayo de 1770 por la que se toma medidas de orden lingüístico y se inicia la primera persecución contra las lenguas nativas en América, abiertamente en algunos casos y solapadamente en otros. El guaraní empezó a ser discriminado frente al castellano, en perjuicio de la población mayoritaria que era guaraní – hablado.

Christine Pilcguillard, lingüista francesa, publicó ahora un acabado estudio de la investigación sobre la situación del guaraní en la época colonial bajo el título de “Incidencias Sociolingüísticas del Plan de Educación Bilingüe Paraguay 1994  1999”. Destaca esta investigación que la preocupación política más fuerte en aquel momento era la imposición del castellano y la prohibición del guaraní. En este contexto, Carlos III emite su Cédula Real comentada disponiendo “Que se extingan los diferentes idiomas que se usan en los mismos dominios de España y solo se use el castellano”.

Viernes, 12 Febrero 2010 17:18

La humildad es un don

El proceso de superación a través del cual logramos dar mejores pasos ante el diario acontecer de la vida requiere de humildad.

La humildad te garantiza la paz interior, no hay posibilidad de vivir en paz con soberbia. No se trata de cuánto tenés, no se mide en términos monetarios, sino que es una actitud, un valor, es un don.

 

El proceso de superación a través del cual logramos dar mejores pasos ante el diario acontecer de la vida requiere de humildad. Las experiencias enseñan y si uno escucha la voz de la conciencia puede mejorar aquello que hizo mal o no volver a repetirlo. Con humildad podemos ver la oportunidad de cambiar para mejorar. Para crecer. Tenemos que ver todo lo que rodea a una situación “ hay que mirar en profundidad y tratar de ver la connotación positiva a través de la oportunidad que se tiene para cambiar y crecer”.

Por lo tanto los soberbios El proceso de superación a través del cual logramos dar mejores pasos ante el diario acontecer de la vida requiere de humildad. Por Marcelo Alejandro Pedroza no pueden vivir en paz y por eso se pierden grandes vivencias que quizás en la vida se les hubiesen presentado, si su actitud hubiese sido mesurada, paciente y humilde.

La soberbia se manifiesta de distintas maneras. Es amiga íntima de la incapacidad de perdonar. El soberbio probablemente no tenga el don de perdonar. También es amiga íntima del orgullo. El soberbio es orgulloso.

El soberbio no tiene la capacidad de darse cuenta de sus errores, cree que hace todo bien.

El humilde reconoce lo que le pasa y si se equivoca reconoce sus errores.

El soberbio, por lo general, pluraliza y, al mismo tiempo exterioriza en los demás el problema. El no es el problema, los demás son el problema.

Además tiene una enorme dosis de racionalidad que la utiliza para hacer lo que le conviene y las decisiones siempre tienen una gran justificación “su justificación” para sostener que su decisión es la correcta. Vive conforme. Hasta se considera simple y bueno. No se cuestiona lo que genera su paso con soberbia.

El humilde interioriza su problema. La brecha es grandísima entre ambos.

El humilde tiene más posibilidades de ser optimista que el soberbio. El soberbio hasta se puede creer optimista, pero rápidamente muestra su pesimismo. Esto es así porque no se reconoce autor de sí mismo, sino que se reconoce héroe de sí mismo.

El humilde sí se reconoce protagonista de sus propias acciones de vida. El que posee una actitud de humildad puede encontrar oportunidades ante un problema y vencer lo que le impide cumplir sus sueños diarios.

Emilio López Albores dice al respecto “desenmascarar y destapar el problema no es noble si no existe la intención de comprometernos con el otro en su crecimiento y el nuestro al mismo tiempo”. El objetivo es encontrar soluciones y oportunidades para no hundirnos en la oscuridad, sino volvernos luminosos.

La vida está llena de horizontes amplios, depende de nosotros si utilizamos el don de la humildad para descubrir los caminos que nos harán mejores personas.

Los invito a que pensemos cuánto de soberbios tenemos y cuánto de humilde tenemos. O quizás tengamos todo de uno y nada de lo otro.

Miércoles, 17 Febrero 2010 17:16

Recuperar el timón de nuestra vida

Luego de más de tres años de vivir en México, la llegada al Paraguay me enfrentó nuevamente con nuestro ambiente cansino, nuestras costumbres y muchos de los vicios que siguen vivos en el quehacer cotidiano de los paraguayos. Veo las calles llenas de baches, las unidades del transporte público envejecidas y en pésimo estado, además de que circulan con las puertas abiertas invitando a los accidentes, la basura en los arroyos, en las veredas… y sobre todo veo el andar conformista de una sociedad que no termina de sacudirse de su modorra para avanzar hacia un destino menos oprobioso y más próspero.
Y al ver a nuestra gente, humilde, sufrida y sobre todo extraordinariamente humana; al ver un país cubierto de vegetación y salpicado por las bondades de la naturaleza, no puedo dejar de preguntarme qué es lo que no estamos haciendo bien los paraguayos, para que sigamos viviendo pobres en medio de una riqueza incuestionable ¿Cuál es el paso que no sabemos o no nos atrevemos a dar para hacer del país un lugar de progreso y dejar el camino del estancamiento y el retroceso? ¿Qué es lo que cada uno de nosotros puede hacer para mejorar su condición, su entorno y la sociedad? Evidentemente, antes de intentar responder estas preguntas tenemos que cuestionarnos sobre nosotros mismos, sobre lo que somos y lo que queremos como ciudadanos y como sociedad.
 
Los paraguayos tenemos un país rico, pero hemos dejado que sea empobrecido por la ineptitud de nuestros gobernantes y por esa actitud resignada del que piensa que todo debe ser “así nomás luego” y por eso no se involucra, no cuestiona y no propone. El conformismo como una filosofía de vida impregnada en nuestra cultura es quizá el peor cáncer que puede tener una sociedad, ya que carcome todos los días nuestra capacidad de hacer, de construir y de proyectar una vida diferente a la que nos acostumbramos. Y cuando no creamos, no construimos y no proyectamos, quedamos a merced de las decisiones ajenas, del mundo y de los límites que construyen los demás. En un mar globalizado, turbulento y cambiante, quedar a la deriva es condenarse a la incertidumbre, a lo efímero y lo inestable.
 
Para recuperar el timón de nuestra vida debemos hacer un gran esfuerzo por educar y educarnos, para comprender el mundo cambiante en el que vivimos y a partir de ello proponer la forma en que debemos construir nuestra sociedad. El gran paso que debemos dar los paraguayos es volvernos una sociedad de gente preparada, crítica, y con el conocimiento necesario para saber qué es lo que debemos hacer para mejorar nuestro entorno. Y todo esto pasa por una profunda revisión de nuestra forma de construir ciudadanía, de educar a los hijos y de desarrollar nuestra capacidad personal para resolver cada uno de los problemas que se presentan en nuestra vida.
 

Tomar el timón de nuestra vida implica pensar más, proyectar más y edificar más con cada uno de nuestros actos, en forma constante. El proceso pasa por construir referentes, por recuperar valores y por establecer metas que debemos cumplir como individuos y como sociedad. Pero lo fundamental consiste en recuperar nuestra convicción sobre lo que somos y sobre lo que podemos construir con nuestro trabajo. Cuando cambiemos la cultura del conformismo por una actitud más proactiva, voluntariosa y de superación permanente, habremos dado el paso más importante en la búsqueda de una sociedad menos injusta y más próspera. Tenemos que hacer que nuestra capacidad se refleje en nuestros actos cotidianos, así como debemos trabajar para desarrollar dicha capacidad. Si nosotros mismos no construimos aquello que queremos, seguiremos a expensas de voluntades ajenas y de los cambios que terminan por encasillar nuestra vida sin que alcancemos a comprender el porqué.

Lunes, 22 Marzo 2010 17:14

“El Ombligo del Mundo”

Isla de Pascua, hace mil años, el Ariki (Rey) HOTU MATUA, cruzó el océano desde Hiva (posiblemente las islas Marquesas) para establecerse en una nueva tierra.  
Isla de Pascua se dice “El Ombligo del Mundo”.  
 
Ubicada en el medio del Océano Pacífico, Rapa Nui o Isla de Pascua es la isla más insular en todo el mundo, a más de 3.700 km de las costas de Chile continental, con poco más de 166 km2 y apenas 509 mts sobre el nivel del mar. Encierra dentro de sus costas la cultura más avanzada en toda la Polinesia.  
 
Considerada como el mayor museo arqueológico al aire libre del mundo. Rapa Nui los espera con un agradable clima sub-tropical con temperaturas fluctuantes entre los 18º a 27º durante todo el año. Aguas cálidas y playas de blancas arenas de coral calificadas de paradisíacas por los visitantes.
Los medios de comunicación son portadores de la paz social. Ellos son fieles testigos del acontecer diario. El testimonio que difunden es absolutamente relevante en el espacio donde están presentes.  Maxwell dice que todo se levanta o se cae gracias al liderazgo.  La elección de dar información y de elaborar un medio con una visión positiva es una manera de colaborar dentro de la sociedad y el mundo para que las personas – en este caso los lectores – puedan decir que, a pesar de tanta dureza y adversidad,  siempre hay espacios en donde podemos mirar con optimismo y esperanza la vida que construimos diariamente.  De esta manera se trata de levantar los ánimos de las personas que leen Ecos y darles fuerza para que desde sus funciones eleven con su ser el liderazgo que ejercen.  La posibilidad de influir en los entornos es la mejor manera de liderar. Esa influencia positiva hace que cada uno aporte lo mejor de su ser.  La lectura de Ecos tiene como finalidad colaborar desde su rol para que el lector fortalezca su mirada positiva ante la vida.
 
También quiere que el lector sea parte de la construcción de Ecos. Por eso la invitación constante a que envíe noticias agradables y optimistas de las actividades que suceden en sus tierras. El periodismo necesita de la retroalimentación de sus lectores. En el mundo digital le llaman periodismo 2.0. Los testigos directos de los sucesos son los ciudadanos que están ahí, en donde pasan los hechos. Ellos también pueden ser emisores. De esa manera se fomenta la participación ciudadana y los lectores se constituyen en hacedores  de un espacio destinado a dignificar la vida.
Nuestros pensamientos dibujan nuestro futuro como un lápiz que diseña el camino de nuestras vidas, dice C.S. Lee en su libro “Al líder que perdió la pasión ¡hay que quitarle la batuta!”
 
La fortaleza interior nace desde nuestro pensamiento. ¡Cuánto poder tiene en sus entrañas el ser humano! El pensamiento es el padre de todos los avances de la humanidad. El hombre a través del pensamiento sueña grandes metas. Anhela inmensos proyectos. Y los cumple. Los ve, los vive. Los materializa, más allá del tiempo y de los avatares que puedan presentarse.
 
Nada es verdaderamente imposible. La noción de lo imposible se origina y existe sólo en nuestra mente, sentencia C.S. Lee. Todo puede realizarlo el hombre. Primero se lo propone, lo piensa. Lo vive en su mente. Lo imagina, lo hace posible. Lo disfruta. Lo siente.
 
Richard Branson se propuso crear una empresa que realice viajes turísticos al espacio, lo pensó. La creó y la Virgin Galactic se ha constituido en la primera compañía en ofrecer este servicio. La nave espacial “Space Ship Two” (SS2) realizó el 22 de marzo de 2010 el primer vuelo de prueba y lo hizo bajo el ala de la nave nodriza White Knight Two (WK2). Estas máquinas le darán luz al mundo de los sueños del ser humano. Los sueños no son imposibles. El turismo espacial estuvo primero en la mente de Branson y ahora es una realidad. Estas naves harán posible pasear en el espacio. ¡Todo lo puede la mente del hombre!.
 
Y a Richard Branson la vida le sonríe, sus ojos vieron lo que pensó. En un comunicado, después de terminar el primer vuelo de prueba, Branson dijo “Haber visto la nave terminada en diciembre fue un día importante para nosotros, pero ver volar por primera vez nos trae sólo cosas hermosas”.
 
La nave despegó a medio día del puerto espacial de Mojave, California.  Y para volver a la tierra la nave se convierte en un planeador. Su capacidad es para seis pasajeros.
 
La compañía Virgin Galactic prevé realizar vuelos de prueba durante 2010 y 2011, año  en que podrían viajar los primeros turistas espaciales. El vuelo costará 200.000 dólares por persona. La Virgin Galactic ya ha recaudado unos 45 millones de dólares en depósitos pagados por más de 330 personas que reservaron sus puestos para pasear por el espacio.
Branson es un ejemplo de lo que el pensamiento positivo y audaz puede hacer en la vida de los hombres. Todos podemos ser Branson a la hora de hacer de nuestro pensamiento el mundo que queremos vivir y de esa manera darle a la humanidad lo que nos hemos propuesto hacer.
Miércoles, 24 Marzo 2010 17:03

La clave tombina es su hambre de gloria

Pasó  la mitad del campeonato y Godoy Cruz está  consolidado como equipo, gracias a la sintonía entre jugadores y cuerpo técnico. Ya nadie se acuerda del descenso y la mira está  puesta en el campeonato.
 
Godoy Cruz se toma cinco minutos de espera al inicio de los partidos y hace una exposición de suficiencia en los cinco minutos finales; los ochenta que median entre ambos extremos lo muestran como un equipo organizado, confiado y en actitud dominante.  
 
Todo proceso grupal requiere de condiciones obvias, tales como la convivencia y el proyecto que la apuntala, pero también del método para ponerlo en práctica: el diálogo.  
 
A mediados del Apertura 2009, la jugada de la dirigencia fue osada y de resultados negativos. Se desvinculó a un Diego Cocca de gran empatía con la gente y se incorporó a un Enzo Trossero más destacado con los pantaloncitos cortos que del otro lado de la línea de cal.  
 
La resultante de tal apuesta al todo o nada en mitad de competencia fue funesta, con un plantel agobiado por las indefiniciones futbolísticas en todo sentido; el promedio acechaba y la caída en zona de promoción obró como un alerta.  
 
Si se toma el parámetro de que una crisis señala el momento justo para que de ésta surjan oportunidades de crecimiento, el vínculo con Omar Asad tomó características de una señal de superación.  
 
Desde el Turco, bonachón y simple, tanto en sus modos de expresarse como en su vestimenta y aspecto, se abrió una ventana para que el aire fresco eliminara el aire viciado.  
 
El mensaje del novato entrenador, quien llegaba para hacer su primera experiencia en la división máxima del fútbol nacional, fue tan cristalino como eficaz. Sus dos maestros en Vélez (Carlos Bianchi, sobre todo, y luego Marcelo Bielsa) le dejaron enseñanzas listas para ser capitalizadas. Con la paciencia de un orfebre, el joven director técnico asimiló conceptos tácticos y, además, se fue adiestrando en el manejo de grupos humanos.  
 
Asad se permite innovar métodos de juego a partir de su vocación para dialogar con los referentes del plantel. En esta retroalimentación, sin dudas, está la base del éxito actual.  
 
Los técnicos consagrados, generalmente, por arrogancia o por desdén, suelen seguir al pie de la letra sus propios planes, sin darse lugar al intercambio de experiencias con sus dirigidos; "mueren" en la suya, en vez de "vivir" en la suya.  
 
El Turco, en cambio, es capaz de variar un esquema de juego a partir del contacto con la realidad que se le presenta semana tras semana; eso es crecer en vez de estancarse en una idea inmodificable.  
 
Es llamativo como el equipo sale a conocer los atributos que el contrario eventual pone en cancha, sin esperar a que el desarrollo del partido avance.  
 
En cinco minutos, cediéndole el control de pelota, Godoy Cruz descubre cuáles serán los caminos elegidos por el adversario. ¿Pelotas largas, llegadas al pie, balones cruzados, centros a cargar o a dividir? Nada mejor que el rival desnude sus intenciones de atacar para saber cómo reagruparse rápido y contrarrestarlas.  
 
El reacomodamiento colectivo es inmediato y, en pocos minutos, es el Tomba quien saldrá a imponer su juego a lo largo y ancho del terreno.  
 
Olmedo es el eje y la referencia para ubicarse por detrás o por delante de la línea de la pelota, en tanto que Carlos Sánchez o Rojas harán el ida y vuelta por los laterales ensanchando las bandas.  
 
Atrás, tres centrales cubrirán los vértices del área grande y la medialuna, en tanto que el arquero se parará en el punto penal dispuesto a jugar con el pie, si es necesario, o a hacer la bisectriz que le corte ángulos al posible remate de media distancia de algún atacante contrario.  
 
Adelante, el sistema necesita de rotaciones y no de delanteros fijos. Es interesantísimo observar el trabajo de demolición que impone Higuain con sus cruces de posición, anticipándose a la decisión del defensor que lo toma en zona o en personal. Este movimiento del Pipita permite que Ramírez, Jairo o Carranza - depende de quién esté en ese momento - cuenten con el segundo necesario para optar por la triangulación, el encarar en el mano a mano o en colocar el pase filtrado, tanto recto como en diagonal.  
 
Este esquema no podría maximizarse sin un combustible clave en todo proyecto grupal: el hambre de gloria.  
 
Al igual que Asad, los futbolistas foráneos (Higuain, Carranza, David y José Ramírez, los tres uruguayos, Castillo, Rojas, Formica, Dutari, Aguirre, Cepillo Sánchez, Zelmar García y Salinas) más los nativos (Ibañez, Olmedo y Camargo) fantasean con una vuelta olímpica, sea con la camiseta que fuere.  
 
Hoy día, palpar cómo los minutos finales del partido son a toda orquesta, con la gente enfervorizada en la popular y en la platea, es un síntoma saludable de cómo se consolida una esperanza.  
 
Ya pasó el momento del pellizcarse para saber si se estaba soñando o no. Este Godoy Cruz es un ejemplo de la premisa "ser, en vez de parecer".
 
 
Por Fabián Galdi 
Editor de deportes del Diario Los Andes de Mendoza