Slider

El guaraní en la época colonial

27 Enero 2010 Escrito por Liderazgo 71
Valora este artículo
(0 votos)

Los mestizos usaban el guaraní con preferencia en su diario relacionamiento y los criollos no podían escaparse a la influencia cada vez más fuerte de la lengua hablada por la mayoría poblacional (el guaraní).

Empezó a sentirse los efectos nocivos de la utilización del castellano, como único idioma en la alfabetización de los niños en edad escolar. El bilingüismo paraguayo que configuraba ya sus especiales características, con un castellano hablado por una minoría pero mayorizado y en guaraní hablado por la mayoría poblacional, pero minorizado, discriminado, frente al castellano.

 

La Corona empezó a recibir informes y protestas de algunas autoridades nuevas que llegaban de la metrópolis y que se percataban de que el idioma castellano, en su utilización, perdía espacio frente al guaraní, y hubo reacciones entre los mismos jesuitas, como el caso del Obispo Maldonado, de Tucumán, que pidió a sus superiores la prohibición de uso de las lenguas nativas, con el argumento de que el castellano, en algunas zonas, ya no era hablado ni siquiera por los mismos españoles y este problema era común en cada una de las áreas de influencia de las cuatro lenguas generales establecida por el Concilio Ecuménico de Trento. Como lo resuelto por este Concilio respecto a la política teocrática – lingüística fue con apoyo de la Corona Española, en ese momento, el Rey Felipe II, para evitar enfrentamientos con el Vaticano, prefirió dejar las cosas como estaban.

Pero sobrevino después, en 1767, la expulsión de los Jesuitas y apenas tres años después, la situación cambio: el Rey Carlos III dicta en Aranjuez la Cédula Real de 10 de Mayo de 1770 por la que se toma medidas de orden lingüístico y se inicia la primera persecución contra las lenguas nativas en América, abiertamente en algunos casos y solapadamente en otros. El guaraní empezó a ser discriminado frente al castellano, en perjuicio de la población mayoritaria que era guaraní – hablado.

Christine Pilcguillard, lingüista francesa, publicó ahora un acabado estudio de la investigación sobre la situación del guaraní en la época colonial bajo el título de “Incidencias Sociolingüísticas del Plan de Educación Bilingüe Paraguay 1994  1999”. Destaca esta investigación que la preocupación política más fuerte en aquel momento era la imposición del castellano y la prohibición del guaraní. En este contexto, Carlos III emite su Cédula Real comentada disponiendo “Que se extingan los diferentes idiomas que se usan en los mismos dominios de España y solo se use el castellano”.