Slider

Herta Müller y Vargas Llosa, careo de premios Nobel

29 Noviembre 2011 Escrito por Liderazgo 71
Valora este artículo
(0 votos)

Los escritores han compartido el hecho de ser premios Nobel, una vida cuya columna vertebral ha sido la literatura, y recientemente, diálogos y público en la Feria del Libro de Guadalajara, México.

La literatura es algo intrínseco de ellos. Herta Müller desde sus orígenes campesinos en Rumania, y Mario Vargas Llosa cargando con aquella infancia en Lima Perú, cuando a sus 5 cinco años aprendió a leer. Compartieron tiempo, espacio y diálogo en tierra ajena. El medio día del 27 de noviembre se empapó de letras para dar lugar a la charla “Dos Nobel, una conversación”, presentada por el periodista español Juan Cruz, con motivo de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México.

El idioma no fue barrera para que ambos pusieran en común su pasión y fe por la literatura. Con una diadema de audífonos que contorneaban la melena negra de Müller y la blanca cabellera de Vargas Llosa, se hizo la traducción de sus intervenciones y se logró la comunión de sus posturas. Ambos coincidieron en el gusto de sentir a la literatura como algo propio, además de la satisfacción que brinda al sentirla privada y como una especie de “libertad interior” e incluso, “autodefensa”.

El autor de La ciudad y los perros expresó su confianza en la literatura al grado de percibirla como  “uno de los grandes instrumentos del progreso humano”, pues es a través de esta expresión como se dan a desear cosas diferentes a las que se tienen en la realidad y con el deseo comienza el progreso, explicó Vargas Llosa.

“Un psiquiatra gratuito”, es la analogía con que comparó Müller a la literatura y confesó que en algún momento hubo textos que le cambiaron la vida, que ahí encontró la clave a sus necesidades personales. “Yo escribía simplemente como una necesidad de supervivencia”, expresó la literata de tez clara y mirada oscura, en seguida comentó que esa fue su causa por la expresión escrita y no una intención de cambiar vidas, como le habría sucedido a ella.

Herta Müller y Vargas Llosa dialogaron sobre sus percepciones personales y las compartieron a un público abarrotado, en el mismo auditorio donde un día antes se había inaugurado la Feria Internacional del Libro en Guadalajara en su edición número 25,  actividad que se galardonó con la presencia del escritor colombiano Fernando Vallejo, quien recibió el premio FIL de Literatura en Lenguas Romances.