Slider

La pasión por el Aconcagua

19 Noviembre 2009 Escrito por Liderazgo 71
Valora este artículo
(0 votos)
Una nueva temporada se abrió el 15 de noviembre para escalar esta montaña de la Cordillera de los Andes. El cerro Aconcagua es el pico más alto de América y del mundo, fuera de Asia. Los pases comprados superan los que se entregaron el año pasado.  Son treinta y tres los andinistas que ya buscan la cima.
 
Además de los argentinos, hay visitantes de Alemania, Austria, Australia, Estados Unidos, Francia, República Checa y Lituania que han llegado al parque provincial Aconcagua, en busca de la conquista mágica de la cima.
 
Para ViKtor Frankl, fundador de la tercera escuela de psicoterapia de Viena  y autor de “El hombre en busca de sentido”, el montañismo era una pasión.  El necesita una exigencia, un desafío, sentir que tenía que dar todo de sí para  estar a la altura de la situación, esforzándose hasta sus propios límites, expresa Alfried Langle en el libro “Viktor Frankl, una biografía”.
 
Para Frankl la vivencia de la naturaleza y la corporalidad estaba supeditada a un riguroso estilo de vida pensado para lograr la eficiencia en el trabajo y en su vida diaria.
 
El Aconcagua  invita a los ciudadanos del mundo a vivenciar su imponente belleza. Allí se mezclan todas las emociones. Su grandiosa figura alberga los espíritus de hombres y mujeres que como Frankl viven sus sueños y encuentran sus razones para vivir mejor.