Slider

Liderar es darle sentido a la vida

09 Septiembre 2010 Escrito por Liderazgo 10
Valora este artículo
(0 votos)

El liderazgo es una constante aplicación del sentido de la vida. Los líderes tienen un sentido. Liderazgo es sentido. Saben lo que buscan. Son conscientes y libres. Juegan su propio partido e invitan a jugar a los demás.

Viven construyendo su sentido. Lo hacen convencidos de que la vida les exige dar de sí lo mejor durante ese proceso diario de realizaciones.

El sentido hace realizable la vida. Los líderes realizan su propia guía de vida. Es que saben lo que quieren y por eso cada acción está relacionada con su sentido. El sentido nace absolutamente desde el interior de los líderes. Es indivisible. Profundo. Cada líder tiene su propio sentido.

Liderar es darle sentido a la vida. Los líderes encuentran y desarrollan sus propósitos. Para tal fin comparten su esencia con sus entornos. El sentido nace singularmente y se pluraliza al exteriorizarse. La vida de los líderes está impregnada de actos que tienen como referencia al otro.

La búsqueda de sentido requiere de soledad y también de compañía. En los trechos desérticos se aprende a valorar lo pequeño y maravilloso de la vida. En los espacios verdes se transmite lo aprendido y vivido.

El sentido del liderazgo se materializa cuando el otro recibe los efectos positivos del mismo.

La consciencia del liderazgo como global posición satelital -- GPS -- está siempre al servicio del sentido de los líderes. Las habilidades y fortalezas son utilizadas constantemente para edificar el sentido propuesto.

Todas las personas pueden encontrar su sentido. Todos pueden desarrollar sus habilidades. Todos pueden crecer. El liderazgo es una elección de vida. Para ello el porqué de la existencia es central. Cada uno de nosotros puede descubrir qué lo motiva vivir. Qué le hace bien. Qué lo engrandece. Una vez que el interior se expresa diciendo qué quiere, comienza el desafío de transformar el deseo en realidad.

Los líderes hacen realidad su sentido. Tienen la firmeza interior para soportar los vaivenes espinosos. La seguridad del porqué hacen lo que hacen genera que ante los temporales encuentren sustentos sólidos para afrontarlos y superarlos.

El sentido siempre se adapta a las variaciones que puedan suceder. La apertura mental de los líderes hace posible mantener la esencia y entender los cambios que son necesarios realizar para continuar la marcha.

Los líderes responden con hechos. La respuesta siempre está sustentada en su sentido de vida. Son responsables de lo que hacen, porque lo realizan con sentido.