Slider

No hay límites para los ganadores

13 Diciembre 2009 Escrito por Liderazgo 66
Valora este artículo
(0 votos)
La semana pasa en el marco de la inauguración de una universidad, el presidente brasileño Luiz Ignacio Lula Dasilva dijo lo siguiente “Hay personas que dicen que soy analfabeto, bueno yo creo que soy casi analfabeto pero, ¿no les parece extraño que haya sido el presidente que más universidades federales ha abierto?
 
Obviamente que para muchas personas es un poco extraño que un ex dirigente sindical sin mucha formación académica haya llegado a la presidencia del gigante sudamericano y no solo eso, que su gestión sea una de las más aplaudidas del mundo. La pregunta obligada es ¿Cómo logró eso? ¿Cuál es el secreto de esas personas que no alcanzan a terminar el colegio o la facultad y a lo largo de los años se convierten en poderosos empresarios, políticos eficientes o personas de gran influencia? La respuesta es Liderazgo. Si amigo lector, ese es el secreto. Los líderes son inquietos por naturaleza, quieren cambiar las cosas, quieren mejorar todo y para lograr eso saben que tienen que contar con personas. Es por eso que el común denominador de los líderes es que primero tratan de ganar el corazón de la gente y luego piden la mano. Es decir, tratan primero de mostrar un sincero interés por su gente y luego establecen una visión y junto con ellos comienzan a darle realidad a esa visión.
 
Para ilustrar un poco esto, vamos a hacer un pequeño ejemplo. Imagina que tienes un auto viejo y quieres colocarlo como nuevo, deseas cambiarle la pintura, las ruedas, los asientos y dejarlo lindo. ¿Qué  haces, tratas de pintarlo tú mismo, te pones a fabricar los asientos y las ruedas? No verdad! Lo que hacemos es buscar el mejor en chapería y pintura, el mejor en tapicería y buscamos un especialista que nos recomiende unas buenas ruedas. Si lo hicieras tú solo, el resultado no sería muy bueno. Pues esto es lo que hacen los líderes, Ven lo que nadie ve, antes de que alguien lo vea y convencen a los demás de que vean lo que todavía no se ve. Luego observa a cada persona en función de esa visión y por lo tanto coloca a cada uno a hacer lo que mejor sabe hacer. ¿Cuál es el resultado? Éxito. Esta ha sido la formula de grandes personajes tanto de la vida nacional como internacional. Los líderes saben que nada importante se hace solo, como dice John Maxwell, el sueño se logra con un equipo de ensueño, un “ dream team”
 
Un empresario cuando quiere abrir una nueva empresa, primero la construye en su cabeza, sabe que necesita contadores, abogados, arquitectos, vendedores, secretarias etc.… Luego los coloca a todos juntos en sus respectivos lugares y después todo se hace realidad.
 

La conclusión es la siguiente. Cuando vemos que personas como Lula Dasilva o como Bill Gates que no terminaron una facultad se convierten en personas mundialmente influyentes que llevan a su gente a ganar, nos damos cuenta de que para los líderes, para los ganadores y para los que quieren hacer una diferencia y triunfar en la vida, no hay límite que los detenga. Es decir, el mensaje final es que si tienes la oportunidad de estudiar y de hacer una carrera universitaria, te felicito porque entre más aprendas más opciones tendrás. Pero si no es así, nada sacamos lamentándonos por  no nacer  en una familia acomodada, por no poder estudiar, porque no tuve…. No importa nada, si quieres hacer algo trascendente para ti y para los demás, establece la visión y rodéate de las personas adecuadas que hagan el trabajo adecuado en la posición adecuada.