Slider

Una líder en armonía

02 Abril 2012 Escrito por Liderazgo 83
Valora este artículo
(0 votos)

La mesa es redonda. En las paredes hay un juego de pinturas firmadas por una artista famosa. Las ventanas abiertas le dan la bienvenida al aire que acompaña el despertar del movimiento en la ciudad. El ambiente está preparado para recibir a las personas que estarán ese día.

El espacio es grande y tiene colores claros, está ubicado en el ingreso de la estructura organizada para trabajar. María eligió ese lugar. Los líderes crean confort para brindárselo a los demás.

Desde aquí ayudo a que los integrantes del equipo tengan armonía. Así como las notas musicales logran relacionarse entre sí y de manera simultánea se vinculan para alcanzar una composición musical armónica, así mismo pueden ser los grupos de trabajo, sostiene María.

Los líderes armónicos mantienen el equilibrio de sus emociones y se saben parte de un todo que necesita que estén bien.

En una orquesta se requiere de la combinación agradable de todos los sonidos que emiten sus integrantes con sus respectivos instrumentos. Por ejemplo, la armónica tiene un diseño que permite que su sonido se produzca por el aire al soplar o al aspirar. Este instrumento de viento es uno entre todos y es relevante como los demás. ¡Imagínense a Bob Dylan con su armónica en pleno recital! En cualquier otra actividad en donde mujeres y hombres conviven sucede lo mismo, cada uno es parte de un todo y emite su propio sonido, lo hace a través de sus acciones diarias. María cree que es posible vivir con equilibrio y en paz y se esmera constantemente en ponerlo en práctica. Cuando alguien viene nervioso nos damos cuenta, el ser humano cuando está bien percibe su interior y el estado emocional de quienes lo rodean. Ahí María entra en acción, sabe tratar a las personas. Le puede suceder al ejecutivo más antiguo como al asistente que recién se incorpora, al estar mal no puede hacer bien lo que tiene que realizar. Si a uno le va mal eso repercute en el desempeño global de todos, por lo tanto nos proponemos que a todos nos vaya bien, resume María.

Exitoso es aquel que puede ser equilibrado y armonioso. Los líderes se proponen vivir con armonía y para ello cuidan su integridad personal y construyen buenas relaciones, el testimonio de María así lo demuestra.