Domingo, 19 Noviembre 2017
Email
Agregar a favoritos
RSS
Frases
Sin coraje, no hay liderazgo » 30.04.11
La alegría vive en los líderes » 13.04.11
Los líderes triunfan » 13.04.11
Los líderes respetan los tiempos de los demás, aunque afecte sus intereses personales » 11.04.11
Los líderes transmiten sus conocimientos » 07.04.11
  • Buscar en Ecos
Registrarse
Spanish English French Italian Portuguese

Tú eres Líder Tv

Los Líderes y las adversidades
Los Líderes y el querer
Los Líderes y la alegría

TÚ ERES LIDER


Escrito por
Marcelo Alejandro Pedroza

En Ecos

Reciba nuestras noticias en su correo

Dirección de e-mail:

El recuento de la película: una víctima (la sociedad mexicana), los villanos (los narcos), un héroe (el gobierno) y las armas (los medios). PDF Imprimir E-mail
Jueves, 19 de Mayo de 2011 00:20

Por Alejandra Pedroza Marchena

Los mensajes propagandísticos de la presidencia de México en su guerra contra el narco y su relación con el acuerdo de los medios para el tratado de información sobre violencia.

Sucedía la década de los 80 cuando México se abría como una nueva vía para trasladar narcóticos. En el Caribe se cerraban los caminos de cargamentos y el puente mexicano se fomentaba para la ruta Colombia-EUA en el transporte de drogas, según lo cuenta la versión oficial. El mercado llegó y las estrategias debieron ser aceleradas: se acarreó la venta interna, se generaron disputas por territorio y se incrementó el contrabando y uso de armas.

Amanecía el primero de diciembre del 2006 cuando entre medios y opinión pública se especulaba sobre Felipe Calderón Hinojosa, quien ese día tomaba protesta como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. La versión del gobierno cuenta que a su llegada, el panorama pintaba violencia y corrupción, ahogando a algunas instituciones de seguridad y gobierno las cuales decidieron “llegar a arreglos tácitos o explícitos con los criminales”, así se comunica en la Web del gobierno mexicano.

Dicho entorno, cuenta la presidencia, sería la causa por la que el 11 de diciembre de ese año el gobierno federal le declarara la guerra a las organizaciones narcotraficantes. El hecho inaugural fue una operación en la que participaron más de cinco mil hombres de diferentes instancias públicas que  enfrentaron a organizaciones criminales en el estado de Michoacán. Al anunciar este movimiento el Secretario de Gobierno condicionó: “La batalla contra el crimen organizado apenas comienza y será una lucha que nos llevará tiempo”. Así se gestó la atmósfera violenta que a más de cuatro años aún se respira.

La versión oficial indica que el objetivo del gobierno presidencial fue combatir de frente a quienes perturbaban la seguridad social. Por su parte, hay explicaciones apuntando que la lucha contra el narcotráfico es una táctica que tiene de fondo intereses personales del presidente de la república: “La guerra contra el narcotráfico comenzó como un intento por legitimar a Felipe Calderón. No más. Ni menos”, son palabras escritas por el periodista jalisciense Jorge Gómez Naredo, por ejemplo.

Entre las justificaciones que se emiten desde el gobierno y las razones que encuentran los analistas y líderes de opinión, lo cierto es que el combate en días actuales mancha de rojo a gran parte del país, donde hasta el 2010, el total de homicidios (registrados) relacionados con el narcotráfico ascendía los 28 mil.

Aunque la sociedad la apruebe o repruebe, esta estrategia del gobierno acarrea un modo inseguro que se debe vivir,  para legitimarlo y apaciguar la opinión pública la élite gubernamental se sirve de herramientas que justifiquen sus actos, ¿con qué mensajes la presidencia hace propaganda y apoya su guerra contra el narcotráfico?

La pregunta se responde tomando cuidado de los discursos y publicidad oficial que se emite, en este caso, quien escribe estas líneas se dio a la tarea de analizar el contenido del último discurso donde Calderón da cuenta de las operaciones realizadas en todo su periodo presidencial, tiene por nombre “El Presidente Calderón en los diálogos con motivo del cuarto año de gobierno” y fue realizado el 1ro de diciembre del 2010.

De entrada, para que la población digiera esta contienda, Felipe Calderón se está sirviendo de argumentos propagandísticos en los que hace participar a los ciudadanos, por lo menos moralmente, insistiendo en que el compromiso es de todos porque es una causa para el bien común. Siendo que para tomar la decisión de iniciar esta contienda, no se pidió participación ciudadana.

Su propaganda es de hechos, lo demuestra su discurso en las 22 menciones que se hacen del poder ejecutivo (presidencia), en éste recaen positivamente acciones, propósitos y logros en contra del crimen organizado.

Posteriormente, casi cuatro meses después de haberse emitido el discurso, el 24 de marzo del 2011 una noticia daba la vuelta entre el grueso de la prensa mexicana: alrededor de 700 medios  se reunían para firmar un “Acuerdo para la cobertura informativa de la violencia”, el cual estipula una línea de parámetros que los miembros acatadores  deben seguir al hablar de violencia en el país mexicano.

En coincidencia, algunos de los aspectos pactados se corresponden con puntos tratados en el discurso que dio Felipe Calderón meses antes.

El primer criterio del acuerdo exhorta a tomar una postura en contra: “Los medios debemos condenar y rechazar la violencia motivada por la delincuencia organizada (…) Bajo ninguna circunstancia, debemos justificar sus acciones y argumentos”. Es decir que, se predispone a la ciudadanía a percibir a los delincuentes como malos, en ese sentido, las acciones del gobierno seguirán teniendo difusión y como contraparte de los malos, consecuentemente se convertirán en los buenos.

Suena similar el mensaje del Presidente de México cuando habla de víctimas, el término involucra a la sociedad en general y la dirección en que se les alude es positiva, señalando las acciones que el gobierno ha realizado por su beneficio y la protección que les brinda. Por esa misma línea, el mandatario vincula la violencia con la sociedad y le da sentido de compasión, perfilando a los mexicanos como protegidos de las autoridades que combaten el mal.

Felipe Calderón en su discurso reprueba la violencia y se deslinda de la responsabilidad por la situación crítica que vive el país, dice, eso es culpa de los delincuentes, sin embargo, cambia la dirección negativa de violencia, al aprobar la fuerza que su comitiva utiliza para defender y combatir la problemática.

Los medios tienen inclinaciones similares según el punto cuatro de su acuerdo que indica “Atribuir responsabilidades explícitamente”, donde se habla de la difusión de responsabilidades de los hechos, en caso de que la violencia sea aplicada por organizaciones criminales se consigna y denuncia, y exenta la violencia del gobierno  de la siguiente manera: “Cuando la acción del Estado se realice dentro de la ley, debe quedar claro que la violencia es producto de los grupos criminales”.

Otra relación que se encuentra la enunció el periodista Miguel Ángel Granados Chapa en el noticiario de Carmen Aristegui emitido en la radiodifusora MVS el día del pacto. Granados Chapa analiza la conexión del acuerdo con el gobierno al mencionar la adición de tres medios públicos (Instituto Mexicano de la Radio, Canal Once y Canal 22) entre las firmas.

Luego del recuento, el guión de la película y sus actores más o menos se clarifica. Se trata de una contienda propagandística disparada a través de las armas mediáticas, donde las organizaciones delictivas son los villanos y la presidencia es el héroe que va a salvar a la sociedad.

En el imaginario de no juzgar a los medios y dándoles el beneficio de la duda respecto a que están actuando con independencia, lo cierto es que hay puntos entre su pacto y los mensajes del presidente Felipe Calderón que coinciden, y a sabiendas de que los medios ayudan a reafirmar puntos de vista, e incluso, inciden en la opinión pública, a propósito o no, se perfilarán como soporte del discurso del presidente apoyando ideas afines. Claro, en el supuesto de que las mediáticas cumplan lo que han acordado.

?? ????? ???? "??? ??????? ??????? ????? ?????????"??????????, ?? ????? ?? ??????? "????? ???? ???????"?? ?????, ??????? ????? ? ??????, ? ?? "?????? x ????????? ??????? ???????"???????? ?? ?? ??? ??????????? ??????????.

?????? "??????? ???? ?????? 3"?? ??????? ??????, ??? ??? ????????? ??? ?? ???? "??????? ?????? ??? ? "??????.

???? ?? ?? ????? ??????? "???? ????????? ?????????? ???????"???????, ????????? ?? ???????!

????????? ??????? ????????? ???? "???????? ????? ???????? ??? ???????"??????.

???????? ????????, ???????? ????-?????????, ???????? ???, ? ??? ????? "??? ????????? ????? ? ?????????"?????????? ????? ?? ?????.

??????, ? ???? ????????? ????????????? ?? "??? ????? ????? ????? ???????"????? ?????? ???? "?????? ???? ????????? ????????"?????? ???????????? ??? ????? ?????? ??? ?????? ???? ? ???? ?????.

Última actualización el Viernes, 17 de Mayo de 2013 02:26
 

Visión

Ecos es un medio digital que quiere ser una voz positiva de liderazgo para el mundo.

Inicio Ver artículos en categorías El mundo El recuento de la película: una víctima (la sociedad mexicana), los villanos (los narcos), un héroe (el gobierno) y las armas (los medios).
Fundado el 16 de septiembre de 2008 - Copyright © 2008 - 2017. Ecos